Un consejo de Elon Musk para mejorar la Comunicación Interna

22/08/2017 Alejandro Formanchuk

Esta semana terminé de leer la biografía de Elon Musk escrita por Ashlee Vance. Elon es el creador (o cocreador) de empresas como Tesla, Paypal, SpaceX y Solar City, una suerte de combinación entre Edison, Ford, Howard Hughes, Steve Jobs y un toque de Iron Man, que destroza el statuo quo de todo lo que toca, ya sea que hablemos de automóviles, energía, viajes al espacio o banca electrónica.

 

En uno de los capítulos del libro se relata una historia en donde Elon se involucró directamente para resolver un grave problema de comunicación interna en SpaceX y que consistía en el abuso, por parte de sus empleados, en la creación y utilización de acrónimos, que son esas palabras formadas a partir de iniciales, como IBM, o por la unión de parte de dos palabras, como Bit (Binary digit).

 

A continuación voy a compartirte el email que Elon le envió a todos los empleados de SpaceX donde explica claramente por qué hay que dejar de crear acrónimos. Sí, es cierto que queda muy Cool-Trendy-SiliconValley eso de meter un neologismo cada dos palabras, pero lo cierto es que termina por complicar innecesariamente la comunicación entre las personas.

 

En este sentido recuerdo un caso donde trabajamos con una empresa multilatina y creamos en su Red Social Interna una plataforma en la que los empleados podían cargar todas aquellas expresiones que escuchaban a diario y que no entendían muy bien.

 

La consigna era que otras personas de la compañía fueran las que escribieran la definición de esos términos. Claro, esas personas eran las que los usabans. Así que terminamos amasando una suerte de glosario con más de 130 términos, lo cual reveló que estábamos en serios problemas. 130 era un número muy grande.

 

El paso siguiente fue hacer una curaduría de términos. Por un lado dejamos aquellos que era casi imposible decir de otro modo y, por otro lado, reemplazamos por versiones más simples aquellos que sí se podía. (También tuvimos que filtrar algunos “chistes”, por ejemplo alguno ponía que no entendía que era “LTA” y otro lo definía como “Locación Trasera Atractiva”. Originalidad en estado puro).

 

Con este proyecto de “glosario colaborativo” demostramos varias cosas: que había un abuso de acrónimos, siglas, tecnicismos y extranjerismos; que la mayoría de las personas no se animaban a decir que no entendían muchas de las palabras que escuchaban a diario; y que era posible reemplazar muchas de ellas por términos más accesibles a la mayoría sin por eso perder especificidad ni fidelidad (claro, tampoco caímos en la exageración de pedir que dijeran “pinche aquí con el ratón” en vez de “haga clic con el mouse”).

 

Ahora sí, aquí te transcribo el email de Elon Musk y su recomendación para mejorar la Comunicación Interna en una empresa que tiene la pequeña misión de que algún día podamos vivir en Marte.

 

“En SpaceX hay una tendencia escalofriante a usar acrónimos inventados. El uso excesivo de esta clase de acrónimos es un obstáculo importante para la comunicación, y mantener una buena comunicación mientras crecemos es absolutamente crucial. Desde un punto de vista individual, unos pocos acrónimos acá y allá pueden no parecer tan malos, pero si 1000 personas se dedican a inventarlos, al cabo del tiempo tendremos como resultado un inmenso glosario que deberemos explicar a los nuevos empleados. Nadie puede recordar todos esos acrónimos, y a la gente no le gusta parecer estúpida en una reunión, por lo que se limitan a quedarse callados. La situación es particularmente dura para los nuevos empleados.

 

Si esta costumbre no acaba de inmediato, tomaré medidas drásticas; ya di bastantes avisos a lo largo de los años.

 

Entonces, a menos que yo apruebe personalmente un acrónimo, no debe añadirse al glosario de SpaceX. Si existe un acrónimo que puede justificarse razonablemente, debe ser eliminado, tal como solicité en le pasado.

 

Por ejemplo, no deben existir las designaciones “HTS” (horizontal test stand) [posición de prueba horizontal] o “VTS” (vertical test stand) [posición de prueba vertical] para las posiciones de prueba. Son particularmente estúpidos, porque contienen palabras innecesarias. Una posición en nuestra zona de pruebas es obviamente una posición “de pruebas”. Además VTS3 tiene 6 sílabas frente a “trípode”, que solo tiene 3, así que el fastidioso acrónimo se tarda en pronunciar más que el nombre.

 

La prueba clave para un acrónimo es preguntarse si ayuda o perjudica a la comunicación. Un acrónimo que ya conozca la mayoría de los ingenieros de SpaceX, como GUI [interfaz gráfica de usuario, por su sigla en inglés], se puede usar perfectamente. También está bien inventar algunos acrónimos o abreviaturas de vez en cuando, siempre que yo los apruebe, por ejemplo MVac y M9 en lugar de Merlín IC-Vacuum y Merlín IC-Sea Level… pero han de ser los menos.”

 

 

Este fue el mail de Elon, FYI. El tono en que lo escribe, WTF, sin duda deja mucho que desear, pero es interesante el planteo que hace. Espero que ASAP puedas analizar qué pasa con los acrónimos en tu empresa y OMG ojalá no sea muy grave. W8, LOL y CYA.

 


EBOOK comunicación